La Editorial

Así como Dios, en su taller de orfebre, talla y refina el corazón del hombre hasta hacerlo único, el maestro, con la paciencia y el amor al detalle de quien conoce ese tesoro que le ha sido entregado en su vocación, cuida y acompaña al alumno en su crecimiento. Si educar en la Verdad hace al hombre libre, la enseñanza que la ignora hace al hombre esclavo.

La mentira esclaviza, aleja de la verdad, silencia a Dios y lo hace a menudo a través de manuales de consulta que, queriéndolo o sin querer, adoctrinan la mente y seducen el corazón con ideologías que, en nombre del conocimiento, lo destruyen.

¿De qué sirve un conocimiento que desconoce la verdad y que, por desconocerla, encarcela la libertad? Quienes tienen la responsabilidad de enseñar, deben proteger a ese niño que Dios, en su taller de orfebre, hizo único. Deben garantizar su aprendizaje en la verdad, abordada desde un sentimiento crítico del mundo. No hay verdad sin libertad, como no hay libertad sin verdad.

Ediciones El Orfebre nace de la convicción de que un mundo mejor solo será posible si los colegios enseñan al niño a ser libre. Nace de la convicción de que el hombre libre del mañana solo nacerá del niño que hoy aprende a serlo.

Afirmaba Juan Pablo II que “la educación católica consiste sobre todo en comunicar a Cristo, en coadyuvar a que se forme Cristo en la vida de los demás”.

Ese y no otro es el propósito de Ediciones El Orfebre. No es poca cosa. Y, sin embargo, cuando apenas han transcurrido unos meses de su nacimiento, El Orfebre ya está presente en decenas de colegios de toda España.man

Editorial El Orfebre

"La educación católica consiste sobre todo en comunicar a Cristo, en coadyuvar a que se forme Cristo en la vida de los demás"

Juan Pablo II
Carrito de compra